Welcome

danza abierta

Al ser reducida a penumbras la hermosa sala del Teatro Martí, desaparecieron como por arte de magia sus molduras, balcones, banquetas, el esplendor de otros tiempos y el público de hoy. Una cortina de pequeños trocitos de papel hacía rebotar la luz de los reflectores mientras un hombre enseñaba a bailar –a moverse- a una mujer: dolorosa metáfora de esta mujer que hemos sido, por los siglos de los siglos, hecha, dictada por el hombre. Sigue leyendo “Welcome”