Calle Paseo

banco de la calle Paseo

Paseo es una calle dual. Fría y cálida en la misma medida, aunque no siempre a las mismas horas o épocas del año. En verano, por ejemplo, se agradecen, casi se persiguen sus sombras, pero cuando soplan los antojadizos fríos de alguna que otra temporada invernal, pasa todo lo contrario. Recorrerla hacia abajo es fácil, con todos los santos ayudándonos hasta alcanzar la avenida Línea, sin dejar de mirar bien a los dos lados antes de cruzar el tráfico abundante de esa arteria tan popular. Sin embargo, cuando vamos cuesta arriba ¡cuánto trabajo! La pendiente deja de ser suave y se convierte en un obstáculo real, sobre todo si vamos hasta la calle 23 o hasta la calle Zapata y se llevan zapatos incómodos, si se va apurado, si ya es la hora, si lamentablemente nadie nos dio botella en el semáforo junto al edificio Naroca. Paseo es un recorrido seguro de día, cuando la luz del sol se cuela entre ramas y acaricia nuestro rostro como jovencita preguntándose ¿este transeúnte me-quiere-o-no-me-quiere-me-quiere-sí-o-no? Cuando sobre ella cae la noche los contornos amigables se borran casi por completo, y todo deviene en sombra amenazante que se aprovecha de la debilidad del alumbrado público para asaltarnos con un viento quizá imaginario, pero igual de frío sobre la nuca. Aunque esto último dependerá de la necesidad que de ella se tenga, si es que nos sirve solamente de atajo o de efectivo manto protector para amantes fugaces que la elevarán al rango de matadero donde desahogar los cuerpos. Sus casas y mansiones lucen alcurniosas y húmedas, llenas de secretos que no están dispuestas a revelar y por eso callan al paso del asombrado visitante. A pesar de la quietud que emana la arboleda de esta vía, al transeúnte que descansa en alguno de sus bancos, no se le ve tranquilo del todo. Mira a su alrededor como esperando algo, repasa al otro caminante de arriba abajo y solo lo descarta cuando lo ve perderse en el idéntico verde de la bajada o la subida, por sobre las lenguas asfaltadas y lisas o por sobre las raíces  rugosas que sobresalen de la tierra advirtiéndonos, gracias a la experiencia de sus años, mucho cuidado al pisar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

One Reply to “Calle Paseo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s