El edificio de los ataúdes

edificio de los ataúdes en Malecón
Foto: Dazra Novak

Dicen que el señor tenía un hijo / una hija adolescente, a punto de cumplir quince años. Dicen que, trágico evento, el hijo/hija se ahogó en las aguas del malecón habanero. Dicen que era arquitecto, señor acaudalado, burgués de familia… se dicen siempre tantas cosas en estos casos. Dicen que fue tanto su dolor, tanta su tristeza y tanto –suerte para él- su poder adquisitivo que pudo mandar a construir un edificio con balcones en forma de ataúd, convirtiendo su dolor/obra en la más triste fachada de toda la vía rápida que bordea el mar de la Habana. Un ataúd, dos atáudes, tres ataúdes… hasta la cuenta de catorce. Grises e imponentes, elegantes y descreídos: edificio de muerte. Y sin embargo dicen que los apartamentos por dentro son bellísimas propiedades horizontales, amplias, con una hermosa vista del mar. Me pregunto si el señor habrá visitado/vivido en alguno, si se habrá asomado por algunas de sus ventanas de cristales, si habrá llorado desde allí, si dejar este recuerdo habrá limpiado, en algo, la ausencia y su dolor.

Anuncios

12 Replies to “El edificio de los ataúdes”

  1. En mis tiempos de estudiante de Arquitectura (hace ya bastante, jajajaja) nos contaba un profesor cuando hablamos de temas urbanisticos de la Habana lo siguiente. Según él, ese edificio había sido algo así como una inversión de un dueño de un negocio funerario habanero, con objetivos de renta o algo así. Se dice que le pidió al arquitecto a cargo del diseño que el edificio reflejase de alguna manera la profesión de su propietario/inversionista.
    Dicho sea de paso, era uno de los ejemplos cubanos que ponía ese mismo profesor nuestro cuando nos habló alguna vez de la cultura Kitsch. Verdadera o no esta versión, y alejado de cualquier valoración estética, lo que si es cierto que resulta un elemento singular dentro del perfil urbano del Malecón habanero. Gracias Dazra tu agudeza visual de siempre.

  2. Ya esta historia la conocía, una personita que quise mucho me la contó en una de aquellas noches de malecón y luego esperar el amanecer juntos…y ahora tú me la cuentas otra vez, pequeña Dazra, arrancándome esa sonrisa dulce que sólo nace cuando me dedico a leerte. Siempre gracias.

  3. hoy no le haría ninguna falta la inspiracion funeraria…hoy todo el Malecón es una enorme funeraria, una ruina, un hermosisimo paseo destruido sin guerras, sin invasiones yankis..noha hecho falta nada de eso..El Malecón solo, como el resto de la Habana se autodestruyó…caso único

    1. Precisamente esa es parte de su magia: las huellas que ha dejado el paso del tiempo y las mil y una historias guardadas en ellas. Vivo actualmente en una ciudad moderna, racional y, a propósito, vacía…sin malecón, sin brisa de mar, sin mujeres valientes que escriban sólo por el amor a su ciudad, sin huellas, sin historias que contar y sin nada que despertar en los que la habitamos. Autodestruída como dices, en ningún lugar he vivido amaneceres como los que esperé en el malecón tantas veces, al lado de una habanera tumbada en su muro, para luego regresar “al sol” caminando abrazados…eso sólo es posible en mi Habana. Por cierto, soy cubano.

      1. Hermosas palabras…Todos los que un día decidimos partir, vivimos con ésa agonía de no tener un Malecón cerca, aunque el mar que veamos cada amanecer sea igualmente salado…¿Será que en nuestras mentes, “La Habana siempre será dulce”… Un saludo.

  4. Muchas personas se van de cuba repletos de ira y desamor, por eso hablan de esa forma, yo no me canso de recordar todos los dias lo bella ke es mi habana y mi cuba. Esa historia me la hizo mi papa cuando era bien pequena. y como esa muchas mas. Espero ke la mayoria de nosotros los cubanos no pensemos igual que el senor de arriba.

  5. Muchos nos vamos también llenos de tristeza e impotencia viendo la Habana convertirse en ruinas, harta ya de esperar por el auxilio de sus hijos. La ira es un sentimiento benigno comparado con lo que ha hecho el viejo del tabaco y su combo con una Isla tan bella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s