Exposición Zona Franca

exposición Zona Franca Bienal 2015
Foto: Dazra Novak

La expo Zona Franca, en La Cabaña, es una gaveta con tesoros. Trabajos excelentes y no tan buenos, coloridos, sorprendentes, desafiantes y otros, con múltiples lecturas. Algunos nos evocan tanto la risa como el recuerdo, otros dan miedo y uno sale por los pasillos y tarda en desprenderse del susto, del recuerdo, del salto en el estómago. Los divertidos dan deseos de más, de que no se acabe, de que cuando termine la Bienal se queden ahí para siempre. (¿Por qué no los dejan ahí para siempre y así uno se tira por la lengua-canal o se sienta al borde de la fuente cada vez que quiera?) Los inteligentes hacen pensar, generan ideas y sonrisas de medio lado. Pero los que más me gustan son los sencillos, los que vienen sin alarde a decirme cosas profundas, cosas que parece que no, pero sí, llevan razón –en realidad-muchas-razones-, están ahí, y se van conmigo como esa sombra que me sigue a todas partes, y de la que nunca podré separarme.

Anuncios