Maleconarte

lámpara en el malecón
Foto: Dazra Novak

El pasado domingo nos maleconamos. Una vez más, pero ahora con toda la vía rápida para nosotros, los caminantes. El muro se llenó de instalaciones para encaramarse y mirar “desde allá arriba”, desde una caja azul, desde unos binoculares. Mirar, o simplemente sentarse a ver la gente pasar, graficar el nombre sobre alguna pared, escuchar un ruido extraño, penetrar algún túnel, imaginarse el frío que corta los patines por debajo. ¿Frío en este calor? La gente, emocionada, se abalanzó sobre un artista que pedaleaba una bicicleta y avanzaba regalando flores. Hubo niños que juguetearon con las olas y metieron los pies en la arena de una playa ¡en medio del malecón! Mientras, los mayores sorbían sus tragos tendidos en una tumbona, bajo una palmita, y aquellos músicos tocaban jazz. Un rostro de mujer sorprendida oteaba por encima de nuestras cabezas, y nosotros que avanzábamos hacia las flechas no sin antes revisar hasta los viejos muros tumbados: por estos días el arte, como el agua de mar, por todas partes está.

Anuncios

One Reply to “Maleconarte”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s