Confía en mí

calle 58 C y avenida 31, Playa
Foto: Dazra Novak

Yo bajaba esta vez, como tantas otras, buscando la avenida 31, una de las arterias con más tráfico de almendrones de todas las que parten en dos la ciudad. La ciudad iba agotando sus días con esa agonía de últimas jornadas de fin de año, cuando la gente se apura a acaparar provisiones para el 31 de diciembre, cuando la calle “se pone mala” por esa agresividad de músicas altas, manejar rápido y más guapos que nunca desandando los barrios, mientras otros arman el muñeco de trapo para quemar el año viejo a las doce de la noche en punto. Yo iba, mientras bajaba la pequeña loma, pensando cómo llevar adelante este blog. Porque en los últimos días del año todo el mundo saca cuentas –yo también- y se propone nuevas metas. Yo iba -como ya se ha hecho costumbre entre los cubanos-, burlando más que salvando los obstáculos. Cómo seguirle haciendo lugar a esta costumbre de deambular por las calles de la Habana sin robarle el tiempo necesario al trabajo que me otorga el pan nuestro de cada día, cómo seguir en mis caminatas random soportando el peso de la cámara, el sol, la mirada escéptica de los que, parapetados de un lado o del otro con los brazos cruzados, no entienden por qué lo hago, niña, si con esto tú no ganas nada, a ver, ¿alguien te paga? Así preguntaba yo para mis adentros al bajar la pequeña loma: Ciudad vieja que no me dejas ir, ¿adónde me llevas por este camino? Y yo que pensaba que la ciudad no escuchaba estos pensamientos míos cuando encontré estas palabras así, como quien quema el año viejo en un muñeco de trapo, como quien hace borrón y promete nuevo: Confía en mí. T.A.M.

Anuncios

4 Replies to “Confía en mí”

  1. Pequeña niña de ojos curiosos y pasos perdidos en la Ciudad Encantada, lo esencial sigue siendo invisible a los ojos…pero tú, tú sigue mirando con el corazón! Un fuerte abrazo.

  2. No vivimos en un planeta.
    No vivimos en un continente.
    No vivimos en un país.
    Vivimos en un barrio, a lo sumo en una ciudad.
    La mía es, ¨La ciudad e la furia¨.
    No era así como la conocía cuando era chico, pero ahora es así y me adapto, quiera o no.
    Pero todavía vivo guiado por la estrella de la libertad ; Nunca dejaré que me quiten esa libertad.
    Ni los miserables peronistas, devenidos kirchneristas, chavistas, o castristas.
    Aunque lo intentan.
    Sobre la Ciudad de la Furia
    rubenardosain /
    Son muchos los que hablan de la Buenos Aires mágica, y lo es
    O sobre la Ciudad de la Furia, y lo es
    ¿Pero cuantos la conocen?
    Me pregunto : ¿Hay alguien que realmente la conozca?
    Es tan cambiante en los lugares, en los horarios, en los años…
    Yo ya no la conozco más, me superó
    La patié mucho, pero mucho mucho, pero eso ya pasó
    Me crié en Chacarita, unbarrio como cualquier otro, nací en los límites con Colegiales, otro barrio, pero más pituco
    Un tiempo después nos mudamos al otro límite, en realidad, la mayor parte del tiempo, viví en los límites de Chacarita
    Tan al límite, que el barrio según algunos era en realidad Villa Ortúzar
    Nos daba vergüenza a todos los pibes aceptarlo o decirlo ; no se porqué
    Ya de adulto me convencí que era nomás Chacarita, que está situado más hacia el norte y bastante cerca del centro geográfico de la ciudad
    Chacarita ; originalmente era Chacritas ; de eso estaba formada originalmente, de chacras pequeñas
    La patié de pibe a Buenos Aires ; vendiendo diarios, jugando al futbol, buscando las figuritas difíciles, buscando y cambiando libros
    La patié como ¨cadete¨, repartiendo paquetes de un bazar del centro
    La patié como estudiante secundario, estudiando de noche en un industrial de Barracas, eso bien al sur de la ciudad
    La patié de estudiante universitario porque no me daba el cuero para pagar el colectivo y el subte hasta la facultad de ingeniería
    La patié mucho con mi primer ¨trabajo formal¨, como customer engineer, así se denominaba mi puesto, en toda la zona céntrica
    Reparaba sistemas (equipos de computación) en casa de las empresas y reparticiones públicas clientes
    La patié mucho de noche y de madrugada, porqué atendía los sistemas para el clearing de los bancos
    La recorrí en auto por todos los barrios cuando atendía de día a empresas repartidas por el resto de la ciudad
    La camine mucho ; porque atendí el gran Bs As : oeste, norte y sur
    Cualquiera que haya mirado un mapa sabe que el este lo tenemos prohibido, por el Río de la Plata
    González Catan, San Justo ; la Matanza ; Morón ; Ciudadela ; Tigre ; San Fernando ; Vicente López ; Munro ; La Florida ; San Martín ; Santos Lugares ; Lanus ; Avellaneda ; Wilde ; Llavallol ; me olvido de muchas ; no importa cual pienses todas las caminé
    Cuando solo contaba más o menos 24 o 25 años, le compré un taxi a mi papi
    Para que trabajándolo pudiéramos pagar la cuota del préstamo que saqué de la cooperativa de la empresa en que trabajaba
    A los 3 meses mi papi muere, el trabajo siempre fue una desgracia en mi familia, somos refractarios
    Así que unos meses mas tarde, cada noche después de mi horario de trabajo, salía a trabajar de tachero, tenía que pagar la cuota y tenía mucha carga de familia sobre mí
    Eso era como hasta las 23 hrs
    Me derrumbaba a partir de ahí
    Así que anduve mucho la ciudad
    La noche es complicada, sobre todo para un pibe de barrio
    Era común a esas horas llevar prostitutas o simples empleadas ; daba lo mismo ; casi todas eran de ¨cascos ligeros¨
    El dialogo antes de bajar solía ser el siguiente : ¿Queres que te pague el viaje o queres otra cosa?
    Si uds creen en los problemas existenciales, tendrán alguna idea de los míos
    Yo quería la plata y la otra cosa
    ¿Uds que creen que respondía?
    ¿Quienes hablan de Baires, la Ciudad de la Furia, ¿en realidad la conocen?
    ¿Alguien la conoce?
    ****************

    ¨Me verás volar
    por la ciudad de la furia
    donde nadie sabe de mi
    y yo soy parte de todos
    Nada cambiará
    con un aviso de curvas
    ya no hay fábulas
    en la ciudad de la furia
    Me verás caer
    como un ave de presa
    me verás caer sobre terrazas desiertas
    te desnudare
    por las calles azules
    me refugiare
    antes que todos despierten
    Me dejarás dormir al amanecer
    entre tus piernas
    entre tus piernas
    Sabrás ocultarte bien
    y desaparecer entre la niebla
    entre la niebla un hombre alado
    extraña la tierra
    Me verás volar por la ciudad de la furia
    donde nadie sabe de mi
    y yo soy parte de todos
    Con la luz del sol
    se derriten mis alas
    solo encuentro en la obscuridad
    lo que me une
    con la ciudad de la furia
    Me verás caer
    como una flecha salvaje
    me verás caer
    entre vuelos fugaces
    Buenos Aires se ve
    tan susceptible
    ese destino de furia es
    lo que sus caras persisten
    Me dejaras dormir al amanecer
    entre tus piernas
    entre tus piernas
    Sabrás ocultarte bien
    y desaparecer entre la niebla
    entre la niebla un hombre alado
    extraña la noche.
    ***********************************
    Homenaje a mi ciudad, la Ciudad de la Furia
    Recuerdo algunas letras de un tango que expresan muy bien mis sentimientos
    ¨Cien barrios porteños,
    cien barrios de amor,
    cien barrios metidos
    en mi corazón¨.
    La noche se hizo para intimar, ¿Por qué no deschavar entonces un poco al corazón?
    Estoy hablando de Buenos Aires, y el orgullo de decir, ¡¡Yo, yo soy porteño!!.
    Claro, a veces, arrea la tropilla de la zurda y uno termina aflojando
    Solo para que escuches y trates de entender, nuestros poetas mayores, fueron capaces de encerrar en pocas líneas, vidas completas, que uno las escucha como si las hubiera vivido
    Este que te marco, no alcanzó el rango de tangazo, solo fue un tanguito más, pero prestá atención y vivilo

    ¿Y si querés vivir otros tipos de amores y otras situaciones?, todo en pocas letras y sin embargo uno lo vive completo todo, y todo tan porteño….

    Y si querés entender que clase de mezcla somos, y nuestras costumbres tan dispares y tan mansamente mezcladas, que nos hizo únicos e irrepetibles ; Solo escuchá

    ¿O preferís historias de amor, pero de barrio?

    Ahora uno de mis tangos valses favoritos, de letra hermética en cierto modo

    ¿Y las mujeres?, aquí hay una, y tantas como esta, maravillosas

    Y para terminar de alguna manera, un poco de milonga bailada
    Pero a la antigua, cuando bailaban los hombres solos, había pocas mujeres en Buenos Aires, los inmigrantes europeos venían solos y años después traían a su mujeres
    Estos son dos hermanos, que se llevan o acompañan alternativamente
    Definitivamente, así se baila una milonga

    Y paro, porque podría seguir por meses y quedar incompleto lo que quería mostrarte
    Si estás lejos de casa y querés moquear un poco, dale, te acompaño.
    Y no importa donde yo viva o en que época, siempre será mi ciudad, más que mi ciudad, mi hogar.
    ♣ Rubén Ardosain ♣

    Esto debía ser un canto a Habana, pero pero todos queremos a nuestra ciudad

  3. Dazra, muchacha, que alegría que llegaron esas palabras para que continúes la labor de investigación, reconocimiento y difusión del patrimonio inmaterial cubano que realizas, tus posteos son un bálsamo al ajetreo diario, que nos lleva al caribe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s