Bosquecito…

pinos cerca de la Puntilla
Foto: Dazra Novak

Siempre me ha llamado la atención este pequeño bosque de pinos que uno se tropieza camino a la zona de tiendas, muy cercano a ese punto donde las calles primera y tercera se estrellan contra el mar y el río a la misma vez, en ese lugar donde pescadores y autos miran al malecón con olas de por medio (lugar que muchos conocen como matadero). Cuando se viene de regreso de la archiconocida tienda la Puntilla para tomar un taxi o se admira la Casa Verde mientras se pretende salvar el túnel de 5ta avenida a pie, también se atraviesa el bosquecito. A pesar de su brevedad, este bosque ofrece un atajo, un camino de tierra hecho de pisadas insistentes que buscan llegar al otro lado. Uno lo atraviesa como se atraviesa un libro de cuentos con ilustraciones. Aquí un tronco, allá otro y el verde, luego el carmelita cenizo, un brisa fresca y la luz que se filtra: ¿qué nueva noticia trae? ¿qué nuevo personaje? ¿qué renovada historia? Basta detenerse en medio para escuchar ese curioso silencio que siempre otorga la acumulación –aunque sea breve- de árboles. Es el silencio de los bosques un poderoso vade retro a los ruidos constantes del tráfico, a los cláxones y reproductoras. Silencio que ningún grito puede quebrar. Y la humedad. Y la sombra. Y ese olor intenso de hierbas y hojas alfombrando nuestro paso a ver con qué nos premia, ¡a ver! Y ese cielo cubierto de ramitas finas que agita el viento y casi lo cubren todo. Casi.

Anuncios

6 Replies to “Bosquecito…”

  1. Ya se extrañaba tu Blog, ese interminable camino desde muchas partes hasta la Ciudad Encantada…desde donde la vida nos puso hasta donde va “nuestro corazón a pie”. Lindo regalo en estos días finales.

    1. Gracias por tus palabras. Estos días finales me los he pasado -los estoy pasando- salvando obstáculos. Ya ves, me demoro a veces, pero llego. Llego seguro. Dicen que cuando se quiere, se puede. Y yo quiero tanto!!!

  2. Dazra salva esos obstáculos y sigue dándonos esos destellos frescos en los que vemos reflejados una parte de nosotros. Esas palabras que salen de tu imaginación y la realidad nos pertenecen a todos.

  3. Amiga te comprendo, pero no desmayes, no sabes, no te podras imaginar cuanto me nutre tu trabajo, es una felicidad intangible, de lo tanto de sensaciones que experimento al leer tus escritosy un viaje maravilloso que me recrea el alma al ver las fotos. GRACIAS… por ser y por existir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s