Melesio Grill

Melesio Grill
Foto: Dazra Novak

Descubrí Melesio Grill en el mismo recorrido que me llevó a la Loma de Chaple, al Mónaco, a transitar un tramo de la Calzada de 10 de Octubre. Lo primero que hice fue subir por Lacret y eso hizo todavía más largo mi recorrido, de modo que al final estaba bastante cansada y hambrienta y comprendí de golpe que agradecería un lugar, lo más cercano posible, para sentarme y almorzar. Sí, sin darme cuenta había hecho mía la zona y entonces era el Vedado lo que me quedaba lejos, demasiado lejos y ahí estaban mis tripas sonando de lo lindo. A duras penas, entre vueltas y vueltas por el caprichoso trazado de las calles en esta parte del Mónaco, llegué y vi, con horror, que las puertas de Melesio estaban cerradas. Pero el hambre, en estos casos, es más fuerte que mi escepticismo y me acerqué a preguntar la hora y ahí fue cuando escuché asombrada a aquel atento joven decir aún no es hora de abrir, pero no importa, para usted abrimos, bienvenida. Y no me senté en la acogedora barra aunque me dieron ganas porque ya yo no podía más con el calor, me fui al salón climatizado y me pedí algo que terminó siendo un delicioso plato muy bien servido, una bebida fría y una atención esmerada, tanto, que no me había ido y ya pensaba en volver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s