Parque de 14 y 15

parque de 14 y 15

Foto: Dazras Novak

Después de mucho tiempo reanudé mis paseos random por la ciudad. Como de costumbre, sin rumbo fijo sus calles recorrí pensando-avanzando-preguntándome… ya saben, tantas cosas. Lo de siempre. Confío en estas caminatas porque sé que la ciudad me sorprende en el momento menos esperado, acaso el segundo en que estoy más necesitada y me alivio descubriendo un edificio desconocido, una hermosa escalera, una columna apuntalada, un portal donde se me desboca sin más remedio la ficción. Sí, esta vez encontré el parque de 14 y 15, en el Vedado. Nunca antes había visitado este verde abundante y tan despierto y acogedor, con muchos niños correteando, jugando fútbol, pelota, montando patines, bicicletas, carriolas, sentados o rayando sus nombres sobre las viejas instalaciones castigadas por el tiempo, el sol, el sereno. Había mucha gente en este parque. Como si se hubieran puesto de acuerdo todos para vivir allí espantando de una vez y por todas la soledad. Sentados los mayores en los bancos. Dos chiquillas miraban sus celulares sin percatarse de todo lo bueno que había para mirar incluyendo la sombra, el fresco, los árboles, una iglesia cerrada y un monumento a Lam con una frase a sus pies de la que solo recuerdo un verbo: volar. En eso este pequeño que jugaba a los escondidos con la abuela asomó la cabecita tras de un árbol junto a mi banco, pero como ella le dijo que ya estaba muy cansada para seguir corriendo, él caminó hacia ella con su vocecita dulce: yo te ayudo abuela, espérate, dame la mano, a ver, vamos juntos a tocar la base, ¿ves?, ahora ganamos los dos.

Anuncios

Acerca de dazranovak

Escritora cubana. Licenciada en Historia por la Universidad de La Habana. Tiene en su haber los premios: Pinos Nuevos 2007 (cuentos, Cuerpo Reservado, editorial Letras Cubanas 2008), David 2007 (cuentos, Cuerpo Público, ediciones Unión, 2009) y Uneac 2011 (novela, Making of, ediciones Unión, 2012).
Esta entrada fue publicada en El caminante y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Parque de 14 y 15

  1. Reblogueó esto en Desde Angerona te cuentoy comentado:
    Nos ocurre a veces que pasamos por muchos lugares casi sin detenernos a observar su entorno, sin saber como nos detenemos a observarlo y descubrimos cuanta belleza encierra ese lugar, así es Cuba, también en mi Artemisa existen lugares muy bonitos, que quizás un día pueda mostrarles si logro que alguien me facilite una camarita o me haga llegar algunas instantáneas, esta será otra deuda a saldar.

  2. César dijo:

    Esa entrada es idílica. Muchas gracias por recordarme que hay lugares y y situaciones bellas. . Aunque sé que hay, se me olvida. Las fotos recogen muy bien el encantador momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s