Calle Belascoaín

calle Belascoaín
Calle Belascoaín / Foto: Dazra Novak

Esta calle parece que sí, pero no. Su sesgo intrascendente me obliga a pasar de largo sin reparar mucho en lo que, como calle conocida de la Habana que es, seguramente tendrá para ofrecerme. Ni inhóspita ni segura, ni ancha ni estrecha, ni rápida ni demasiado soleada. Calle de paso. Ni en decadencia terminal ni en pleno auge. Aunque, eso sí, si es preciso recorrerla, mejor en la mañana cuando todavía hay fresco y la gente va pensando en todas las cosas y en ninguna. Tiene portales, pero casi nunca recuerdo lo que me pasa en ellos, tiene hermosos guardavecinos en los balcones, aceras breves adonde se arriman los autos y los bicitaxis, pasajes que recorro sin pensar. Esta calle es como esas construcciones de la Habana donde se invierten años de trabajo y tal parece que no estarán listas nunca. Siempre me digo, la próxima vez que suba desde San Lázaro hasta Carlos III, me voy a fijar bien en todo ¡en todo! Pero lo olvido, sé que hay timbiriches y bodegas, pasillos y merolicos sentados a ras de suelo mugriento, un chiflido, un frenazo, un caminar aprisa mientas medito sobre las cosas por escribir y cuando me vengo a dar cuenta, caramba, la tienda Yumurí, ya estoy arriba, se me acabó Belascoaín y me asalta de pronto ese sol radiante. Ahora viene la calle Reina, mejor poner atención de una buena vez.

calle Belascoaín
Calle Belascoaín / Foto: Dazra Novak
Anuncios

2 Replies to “Calle Belascoaín”

  1. Mi niñez y adolescencia está ligada a esa calle: patiné por los portales de esa calle, en bandada con los del barrio de la calle Pocito, la tienda de juguetes La Mascota; en Neptuno estaba el Siglo XX donde hacían un helado de chocolate con sirope de caramelo riquísimo, el cine Miami (?), y entre muchos otras señas, al final, la Casa de Beneficencia en San Lázaro, que guardaba un misterio de historias sórdidas con aquella canal para los bebés en la que sonaba un timbre. por mencionar solamente algunos de los lugares de referencia.
    (Los que se acuerden de todo esto tienen unos cuantos añitos).
    Belascoaín ahora no es ni de aquí ni de allá por la monotonía. Uno la camina y no le dice nada. No tiene puntos de referencia interesantes, Es apagada. ¿No creen?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s