Parque de la Fraternidad

parque de la fraternidad

Foto: Dazra Novak

Este parque es verdadero cruce de viajeros, hervidero de colas, laberinto de tolerancias. Ni fraternal ni amistoso, muy por el contrario, imprime una clarísima imagen de tormento sobre nuestra retina social. Al parque de la Fraternidad no solo le desembocan y atraviesan importantes y concurridas vías –Reina, Prado, Monte– y lo rodean edificaciones monumentales –Capitolio de la Habana, Palacio de Aldama- sino disímiles gentes que suben de cuanto barrio adyacente le circunda, lejanos recorridos que convergen en él, rutas de guaguas, camiones, bicitaxis, almendrones, caminantes, paseantes que vienen a hacer de la espera un ejercicio de (im)paciencia. Claramente marcado por un pasado lleno de sucesos desarticulados: en un  principio terreno cenagoso, algo después nombrado Campo de Marte, por un tiempo zona militar y luego desde allí Matías Pérez voló, qué otro resultado podría arrojar tamaña confluencia de variables sino caos por acumulación. Este parque, de tanto que pretende abarcar –aquí es preciso reconocer que en realidad abarca muchísimo- casi pierde esa quietud propia de las áreas verdes y abandona su función –según los horarios- en tanto zona de esparcimiento. Pero hay una pequeña franja en su centro que le hace justicia a su popular nombre, un espacio donde la magia bucólica ideal se erige en forma de ceiba regada con tierra proveniente de otras repúblicas americanas –conjuro de paz entre los pueblos- y donde, esta vez sí, una indecible tranquilidad se percibe, calma felizmente divorciada de la agónica realidad circundante.

Anuncios

Acerca de dazranovak

Escritora cubana. Licenciada en Historia por la Universidad de La Habana. Tiene en su haber los premios: Pinos Nuevos 2007 (cuentos, Cuerpo Reservado, editorial Letras Cubanas 2008), David 2007 (cuentos, Cuerpo Público, ediciones Unión, 2009) y Uneac 2011 (novela, Making of, ediciones Unión, 2012).
Esta entrada fue publicada en El caminante y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Parque de la Fraternidad

  1. César dijo:

    Un comentario doble;
    Este descibe magistralmente ese parque de la Fraternidad. Lo describes paso a paso, como quien visita el lugar junto a ti.
    El otro, el de La Habana de noche, no fue paso a paso, Fue como chispas de esa Habana que te deslumbra y asusta; te atrae y te rechaza. Magistral tambien. Me he quedado pensando en él.

  2. Pingback: Cotorro | Habana por dentro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s