Nombrar las cosas

chofer de bicitaxi

Foto: Dazra Novak

Somos creativos, nadie lo dude. Basta repasar los nombres que arrojó esa lucha cubana por la originalidad que aterrizó en los Yusenly, Odlanier, Yumisisleidys u otros apropiados de otros idiomas (más del inglés) Usnavy, Maidoly, Mistreicy, Amichi. Hay nombres de negocios que tratan de cobrar sentido geográfico, como esa cafetería (no sé si todavía existe porque olvidé las entrecalles) de la calle Hospital, a la que inofensivamente llamaron Brisas de Hospital. Algunos negocios pretenden atraer clientes evocando lo deseado, como esa cafetería cercana al consulado de España y que nombraron La visa. Otros nombres no aparecen por ningún lado, pero son de dominio público como el del parque frente a la funeraria de Calzada, que por tener del otro lado a la Oficina de Intereses la gente le llama parque entre la vida y la muerte. Somos creativos, nadie lo dude, por eso hay pegatinas en los almendrones con toda suerte de letreros, algunos sin más pretensiones como El troglodita, otros puramente sociales comoTe deseo el doble de lo que me deseas a mí. ¿Creatividad naïf la del cubano? Puede ser, o quizás sea esa manera nuestra de reírnos a pesar de los pesares: en la bodega, al pollo que dan por pescado le dicen ahora pollo trasvesti. Este cartel de bicitaxi que me encontré en Carlos III, con manzanitas mordidas de Apple y su letrero Yo soy tu veneno, tendrá tantas lecturas como fuerzas para la imaginación tenga uno en ese momento. Así de sorprendentes son las cosas que pasan en la Habana: cuando le pedí que se sonriera porque estaba muy serio el hombre a mi lado dijo, no puede, chica, no puede, ¡no abre la boca porque le falta un diente!  

Anuncios

Acerca de dazranovak

Escritora cubana. Licenciada en Historia por la Universidad de La Habana. Tiene en su haber los premios: Pinos Nuevos 2007 (cuentos, Cuerpo Reservado, editorial Letras Cubanas 2008), David 2007 (cuentos, Cuerpo Público, ediciones Unión, 2009) y Uneac 2011 (novela, Making of, ediciones Unión, 2012).
Esta entrada fue publicada en Almacén de idiosincrasia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Nombrar las cosas

  1. nelson silvestre dijo:

    Como siempre , muy buen gusto , cinematografico

  2. César dijo:

    Saludos. Todos muy simpáticos. Gracias.

  3. olisdel dijo:

    me gusta tu blog ,te deseo el doble de cosas buenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s