Mercado de Cuatro Caminos

mercado de cuatro caminos

Tomada de en.wikigogo.org

Es este un punto de convergencia de grandes caminos-vías como lo son Monte y Belascoaín, entre otros. Esquina a transitar hacia Marianao y 10 de Octubre –por la calzada del mismo nombre- o de vuelta a la Habana Vieja, Centro Habana y el Vedado. Cuatro Caminos es un monstruo que ocupa una manzana completa anunciando su emporio desde esos portales con decenas de bocas oscuras, abiertas siempre, que amenazan con tragárselo a uno sin más dilación. Su canto de sirena es acaso la promesa de encontrar lo que no aparece por otros lados, viandas, vegetales, animales vivos de dos y cuatro patas, ramos de flores, hierbas, panes de calidad incierta y ese pregón en susurro que vende hasta una caja de muerto, si hiciera falta. Hay prácticas generalizadas que no se ven a simple vista y pasan desapercibidas al visitante casual, acuerdos tácitos como el de los iyawos que, en una de las ceremonias propias de su iniciación, deben “robar” algo de la plaza y salir corriendo para luego, dos o tres tarimas más allá, ser requeridos por la madrina, que no solo les conmina a regresar la fruta robada sino que les enseña que robar es malo. En todo esto el vendedor, inmutable, reconoce el ejercicio religioso que siempre adivina desde que ve aparecer alguna persona vestida de blanco. Permanecer en el interior del mercado es esto y más, asistir a la digestión de un depredador con hambre feroz y constante. Las voces se alzan y chocan contra las paredes sucias, con suerte, saldrán por los huecos de los cristales que faltan en los ventanales más altos, de lo contrario bajarán hasta el suelo lleno de tierra y pisotones. Y es ahí, agazapados tras los cajones de madera y los sacos por abrir, donde a uno le venden incluso objetos que robaron –a uno mismo o al vecino- por la ventana del patio la semana pasada –o en plena calle, o en plena guagua-, clara señal de que aquí convergen todo tipo de tráficos así como todo tipo de caminos.

Anuncios

Acerca de dazranovak

Escritora cubana. Licenciada en Historia por la Universidad de La Habana. Tiene en su haber los premios: Pinos Nuevos 2007 (cuentos, Cuerpo Reservado, editorial Letras Cubanas 2008), David 2007 (cuentos, Cuerpo Público, ediciones Unión, 2009) y Uneac 2011 (novela, Making of, ediciones Unión, 2012).
Esta entrada fue publicada en El caminante y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Mercado de Cuatro Caminos

  1. César dijo:

    Es con dolor y nostalgia que leo esta entrada. Tengo muy gratos recuerdos del lugar. Allí se encontraba de todo. una verdadera cornucopia.Iba allí con mi padre para ayudarle a hacer las compras y a cargar las jabas llenas de regreso a casa, muchas veces a pie por la calle Belascoaín. Muchas gracias por la avalancha de recuerdos que has despertado.

  2. Recuerdo vagamente el olor..ay, el olor!!!

  3. alejandra dijo:

    mercado que tenia de todo , caminabas , pero para mi tiene una historia , triste me quieieron robar , el ladron frente a mi me desafio y mas nunca volvi , sobre el ano 1999 ya no quise ir mas , pero se respiraba el olor del campo , las frutas la carne de puerco de carnero , el maiz la malanga los platanos , en fin se conseguia muchas cosas , aunque a veces los campesinos te robaban alteraban las pesas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s