La esquina de tejas

la esquina de Tejas
Foto: Dazra Novak

Cuando aquello yo trabajaba en el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Michel García y yo fuimos invitados a este “debate”, sobre la arquitectura cubana, en la maqueta de La Habana que está en 3ra y 28, Miramar. Recuerdo que el público, en su mayoría, era de edad avanzada, salvo dos o tres colados que además nos enteramos por casualidad. La mayoría eran arquitectos, pero invitaron al chino Heras para que hablara un poco y yo, lo confieso, tengo especial debilidad por la manera en que habla –y por la manera en que lee-, este hombre. Allí fue donde me enteré que Eduardo nació en La esquina de Tejas, un lugar que yo solo conocía de oídas. Supe que nació en un solar de aquella zona y que, para poder hablar de esto, visitó la esquina una vez más. Y lloró, porque ya todo estaba cambiado (para mal, arquitectónicamente hablando) y hacía mucho desde aquella época en que limpió zapatos de dos tonos para poder comprarse en la fábrica, con una peseta, un cartucho con recortes de dulce. Lloré. Reí. (Más lo primero que lo segundo). En aquella lectura de su novela autobiográfica fue donde visité, por primera vez, la esquina de Tejas. Y cuál fue mi sorpresa, meses después, al visitar el lugar y descubrir que en la esquina de Tejas ya no hay tejas, solo el parque donde me paré para tirar la foto –con una horrible edificación detrás-, a mi izquierda un edificio que coquetea con la muerte y este bodegón que ven. En el momento de la fotografía sonaba un danzón que cruzaba la calle hasta darme alcance y me llevaba, más y más, hasta aquellos primeros tiempos del maestro.

Anuncios

5 Replies to “La esquina de tejas”

  1. La Esquina de Tejas ha sido un lugar feo desde que tengo uso de razón.

    10 de Octubre se estrangula a un par de carriles y va trasmutando en Infanta, y viceversa. Hasta el tráfico es terrible allí, pues creo es el único lugar, en esa larguísima calzada de tantos nombres, donde la circulación deja de ser en ambos sentidos en un par de cuadras, y el que va por 10 de Octubre hacia el Vedado tiene que saber que allí debe abandonar la calzada, y tomar unas callejuelas paralelas, para después poder regresar a la ya por entonces Infanta.

    Pero quizá el recuerdo que más asocio con el lugar es el edificio que se eleva en esa esquina, “de construcción yugoslava”, o al menos así se referían a él, que estuvo en construcción creo que por 10 ó 15 años. Alguien debe tener el dato…

    1. Está en 5ta y 20, Miramar. Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, creado por el escritor y editor Eduardo Heras León y su esposa Ivonne Galeano (coordinadora). Se dan cursos -de un año- de técnicas narrativas y las clases, charlas, conferencias son impartidas por varios profesores (escritores). Todos los años se convoca a jóvenes de todo el país y se forman dos grupos, uno de la Habana, otro de provincia (estos vienen una vez al mes y entonces se unen con los otros). Ya el Centro tiene más de diez años y es bastante conocido entre los escritores cubanos. En estos dos meses de verano y hasta septiembre vuelve a estar abierta la convocatoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s