Café Fortuna

Foto: Beatriz Verde Limón
Foto: Beatriz Verde Limón

“Nadie sabe lo que tiene… hasta que no arregla su cuarto”. Así está escrito en la pizarra de las sugerencias del día en el Café Fortuna, un lugarcito pequeño ubicado casi en la esquina de 3ra y 28, en Miramar. Este café sui géneris guarda una historia que no les contaré hoy –les invito a leerla en la carta menú-, pero sí les hablaré de las antiguas máquinas de coser que uno encuentra en el primer salón, dispuestas a modo de mesas para tomar café o cerveza, o comer picaditos de queso y aceitunas mientras menea el pedal o juega con el pisacosturas. Las paredes lucen nombres garabateados y anaqueles con cámaras fotográficas viejas, veteranas máquinas de escribir y cuanto objeto imaginable va encontrando uno en los desvanes de una casa abandonada. Una vez traspasado el primer saloncito se abre otro, amueblado con un juego de sala de madera –sillones incluidos-, lámpara de antaño, acordeón en desuso, una escalera de esas que llevan a las barbacoas –aunque aquí no hay tal barbacoa- y sobre el descanso confortables cojines para pasar un ameno rato en pareja. Bajo la escalera, una bañadera espera llena de almohadones con una bandeja en medio para que, mientras uno permanece repantigado allí dentro, pueda apoyar la copa o quizás el Café cualquier cosa (1) que se está tomando. Por estos días han habilitado un último salón donde un auto moderno, sin puertas ni cristales y también lleno de colchoncillos, nos recibe aparcado junto a un muro de malecón que han construido del lado izquierdo, mientras, del lado derecho bancos de parque y algunas mesas reciben al asombrado visitante que no para de tomar fotos y, escuchando Cigala, Norah Jones, Buena Fe o Sabina, aún no se decide entre un café Mireya Luis (2) o el especial de la casa: Café Fortuna.

[1] Café Cualquier Cosa ………………  1.95 cuc
(155 ml: café, leche fluida, leche condensada, vainilla)

[2] Café Mireya Luis, copa …………… 1.00 cuc
(120 ml: café, leche condensada, Ron Reserva, leche fluida, chocolate)

Anuncios

16 Replies to “Café Fortuna”

  1. Un lugar perfecto para traer sus amigos a tomar un café o una copa. Buenos precios y un lugar muy impresionante. O traer su amor para un tiempo especial aprovechando el lugar romántico. . Recomiendo el “Dulce Fortuna” que es frío con café, leche condensada y vainilla – mmmmm!!!. Se sirve en viejas botellas de leche que es otra cosa muy divertido. Me gusta el lugar y pronto me voy de nuevo – seguro que siiii!!!

      1. Caffe y cigarro van muy juntos,pero si no fumas puedes sentarte afuera hay una mesita,no soy fumador ,pero lo entiendo

  2. Es un lugar muy especial, quien lo visita repite…el alma de ese sitio es Joel. No hay nada parecido en la ciudad, y no es privado…Palmares deberia darle a Joel el resto de la instalacion y el haria maravillas seguro!

  3. Es un lugar hermoso para frecuentar…ambiente agradable con un exquisito olor a café…con música a tono medio, con temperatura agradable, con una decoración poco convencional pero muy bonita….adoro este lugar, la atención de sus trabajadores es la mejor…

  4. Un lugar espectacular, por lo menos de mis preferidos en la Habana y mira que hay lugares lindos en la Habana para compartir (El Escorial, SangriLA, un club de yate en la Marina Hemingway, el Malecón, decenas de restaurantes o paladares de 1er nivel, la cava del pedregal, la cava del miramar trade center, etc.). Lo he visitado decenas de veces desde el 2010 y hasta la música la ponian desde un tocadisco real con sus disco de pasta negra, tremenda magia, pero se le rompio la aguja de leer los discos y no han podido arreglarla, ahora añadieron hace unos meses una nueva habitación con una replica del malecon, un auto, un banco y una mesa para crear nuevos espacios. Tienen buen vino.

    1. Si es importante notar el tema de fumar, hay veces que te piden permiso si estan cerca de ti,pero me he dado cuenta que salgo a veces con olor a cigaro enla ropa, es difici imaginarse un bar si fumar pero ojala qeu no se permitiera.

  5. Es bien dificil encontrar lugares vivos, dotados de alma propia. Café Fortuna te integra, te permite el privilegio de formar parte de su ambiente cálido…único….después de poco tiempo, tienes la impresión de haber estado alli siempre, en ese rinconcito bohemio lleno sobre todo de jóvenes intelectuales, esos con los que da gusto compartir y recobrar la esperanza de que no todo está perdido. Gracias Joel, Mayeline, Erick….ojalá y nunca nos falten.
    Pachi.

  6. Me encantó este lugar y me gustaría visitarlo con más frecuencia.. espero se mantenga su originalidad y buen servicio,,, solo que no me agrada el cigarrillo dentro del lugar, eso le quita mérito… cuando fui no estaba permitido fumar dentro, pero si eso ha vuelto,,, uhhhhh,,, no creo poder disfrutar el café fuera,,, es cierto que se puede fumar de nuevoooo??? no creoooo….

  7. …recién anoche fui y no sentí olor cigarro, supongo que, como dices dazranovak, siga así, pues son los fumadores los que debieran elegir esa mesita de afuera a la que se refiere Aming.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s