Samuel Feijóo, “Mitología cubana”

MItología cubana[…] Antecedentes cubanos del güije

En su Catauro de cubanismos, don Fernando Ortiz al referirse al jigüe, afirma que es «creado por la imaginación india» (…) Sin embargo, en su libro valiosísimo, Historia de una pelea cubana contra los demonios, Ortiz ya escribe güije, aunque sin negarle su figuración india aborigen: «Los güijes se figuran como indios, pero lo más común es suponerlos negritos». (…)
Bachiller y Morales afirmaba que los güijes escaparon  de la provincia oriental. En La Habana, su leyenda sirvió de «coco» a los niños de aquella época. Después, se extinguieron. (…)
Lo que sí es conocido con bastante perfección es que los esclavos africanos trajeron sus dioses, creencias y supersticiones a Cuba y que aquí se transformaron, o se tornaron sincréticas junto a los dioses, creencias y supersticiones del español y el criollo blanco. Los duendes africanos, los chichiricús, se esparcieron por las más fuertes zonas esclavistas, según Ortiz.
Con estos chichiricús ya aparecen los negritos en los ríos y lagunas cubanas. Aparecen los güijes. Y aunque se establece un sincretismo entre el jigüe indio de cabellos largos y el güije de pelo encrespado, los dos, jigüe y güije, son atezados: el jigüe de color aindiado y el güije de color negro brillante. (…)

YO VI AL GÜIJE

(Testimonio de Rolando Izquierdo. Salamanca la Vieja, Camajuaní)

“Ahí, en el charco La Mulata, en el río Sagua, cerca del Puente Viejo, había un güije. Bueno, la gente decía que había un güije sobre una piedra que había allí. Se decía también que el güije llamaba a la gente y que se reía mucho. Entonces una noche paso por el charco pescando, ¿sabes? La luna estaba como un cristal. Y siento que me chiflan: «¡Siiii, siiiii!», y miro y veo al negrito aquel dando brinquitos arriba de la piedra y riéndose. Cojo la barranca, echo pa´ arriba, y me pierdo de todo aquello.”

Samuel Feijóo (Las villas, 1914). Su formación literaria y pictórica fue autodidacta. Fue director del Departamento de Estudios Folclóricos de la Universidad de las Villas. Colaboró en las revistas Carteles y Orígenes. Obtuvo el premio “Luis Felipe Rodríguez” de la UNEAC en 1975 con su libro de relatos Cuentacuentos. Su obra poética y cuentística ha sido antologada varias veces. Ha compilado numerosas colecciones y antologías entre las cuales tenemos: Rumores del hormigo. El Cucalambé (1948) y Sonetos de Cuba (1964). Este fragmento se ha tomado de su libro Mitología cubana (Letras Cubanas, 2003, 3ra ed.).

Anuncios

Acerca de dazranovak

Escritora cubana. Licenciada en Historia por la Universidad de La Habana. Tiene en su haber los premios: Pinos Nuevos 2007 (cuentos, Cuerpo Reservado, editorial Letras Cubanas 2008), David 2007 (cuentos, Cuerpo Público, ediciones Unión, 2009) y Uneac 2011 (novela, Making of, ediciones Unión, 2012).
Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s