Señales

cine Riviera

Foto tomada de maximrock.com

La Habana me ha malcriado siempre con sus señales. O quizás sea yo, que de tanto andar viviendo las cosas veo señales por todas partes. Algo que pronuncia el paseante, el estribillo de una canción que lleva el botero y dice justo las palabras que yo necesitaba escuchar. Tantas veces que, en medio de una importante decisión a tomar, reparé en la imagen del Che que hay en medio de la avenida 23 y Paseo con un cartel que reza: Fieles a tu coraje y a tus ideas. Así, hasta en los lugares y momentos más insopechados voy encontrando respuestas en La Habana, mensajes efímeros, caprichosos, frases que nada dicen y al mismo tiempo se llenan de sentido en respuesta a la pregunta de turno que martilla mi cabeza. De tanto encontrar señales hay puntos de la ciudad que se han convertido en verdaderos oráculos personales. El cine Riviera es, desde mis tiempos de estudiante, uno de ellos. Es este un cine bastante activo durante todo el año, no solo en festivales sino también con exposiciones fotográficas, de modo que los títulos varían cada semana –aunque a veces, es verdad, se estancan por algún tiempo-. Recuerdo especialmente aquellos días camino a los exámenes, toda nerviosa hacia allá y de regreso, ya más relajada, sin sospechar que, algún tiempo después, curiosamente, iría encontrando una extraña coincidencia entre el resultado del exámen y los títulos leídos. Qué podría decir de aquel angustioso período en que leía constantemente No hay función y me resignaba al desamparo, porque coincidió con una ruptura de pareja y no conseguía yo, por más que lo intentara, hacer algo coherente con esta vida mía. Me dio por pensar que, mientras ese cartel estuviera ahí, esperanza no habría. Ayer justamente leí El lado bueno de las cosas y debo confesar que tuve un día alocado, pero un día bien. Hoy, por el contrario, me encuentro que dice Lo imposible y no sé qué pensar, qué lectura hacer. Si es que “lo imposible” habrá de realizarse o será una pared contra la que me haré trizas del impulso que padezco siempre. No sé. Si alguien pudiera ayudarme a entender. Si alguien… en fin.

Anuncios

Acerca de dazranovak

Escritora cubana. Licenciada en Historia por la Universidad de La Habana. Tiene en su haber los premios: Pinos Nuevos 2007 (cuentos, Cuerpo Reservado, editorial Letras Cubanas 2008), David 2007 (cuentos, Cuerpo Público, ediciones Unión, 2009) y Uneac 2011 (novela, Making of, ediciones Unión, 2012).
Esta entrada fue publicada en Misceláneas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Señales

  1. Qué puedo decir. Yo también soy de esos que vive en cotidiano y silencioso diálogo con mi ciudad. De entender el asunto sé muy poco, si acaso puedo compartir mis dudas. Besos,
    R

  2. Pingback: Domingo | Habana por dentro

  3. Pingback: El Burrito habanero | Habana por dentro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s