Avenida de los Presidentes

Avenida de los Presidentes

Foto: Beatriz Verde Limón

La calle G siempre está llena de gente joven, gente que estudia periodismo, comunicación social, francés, gente que se dirige a la Casa de las Américas o se hospeda en el hotel Presidente. Es esta una avenida dada al ocio saludable –aunque no está exenta del acoso a las mujeres por parte de ciertos personajes varones-, y sus jardineros podan con esmero los árboles que adornan-custodian bancos y estatuas de presidentes que han ganado un lugar en el amplio paseo: Benito Juárez, Eloy Alfaro, Torrijos, Allende. La gente les gana por el costado pensando en sus rutinas diarias, sumidos en el verde abundante y prometedor. Pero el día pasa sin pena ni gloria y viene a ser la noche cuando más vida exhala la calle G, y entonces nadie la reconoce avenida de los Presidentes sino la calle de los freaks, de esa juventud perdida dentro de sí misma que no escatima irreverencias al sentarse en el césped, subirse a los árboles perfectamente podados y jugarle cabeza a los policías que los van arrollando por la pendiente en declive hasta dar con el malecón. Luego subir de nuevo hasta alcanzar la avenida 23. La avenida de los presidentes, como la vida, es un ciclo que se repite. Este es un recorrido que se hace botella en mano, casi siempre aclamando al de la guitarra, incluso cuando no hay conciertos los más jóvenes vienen a pasearse un rato, a matar el tiempo antes de que el tiempo muerto los mate a ellos.

Anuncios

Acerca de dazranovak

Escritora cubana. Licenciada en Historia por la Universidad de La Habana. Tiene en su haber los premios: Pinos Nuevos 2007 (cuentos, Cuerpo Reservado, editorial Letras Cubanas 2008), David 2007 (cuentos, Cuerpo Público, ediciones Unión, 2009) y Uneac 2011 (novela, Making of, ediciones Unión, 2012).
Esta entrada fue publicada en El caminante y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Avenida de los Presidentes

  1. Siempre me da alegría leer frases que crean imágenes en mi mente, sean en mi idioma o otra. Aún más me encanto cuando lo entiendo también 😉 … “a matar el tiempo antes de que el tiempo muerto los mate a ellos.” Exelente!

    Y cuantas veces pasé por la calle G sin ver nada de esto – no sé. Mejor que abro los ojos la próxima :-).

  2. frankhm82 dijo:

    Muchos nos hemos sentado ahí,en diferentes etapas de nuestras vidas,me tomé un mojito con muy poco alcohol en el Café Literario de la eskina,mientras escuchaba a Sabina,y luego de darme cuenta q no iba a ser tan literario como mis padres creian,ya q ser profesor no es una carrera con mucho futuro económico en Cuba,cambié a tomar los tragos con mas alcohol y sentarme con pelo largo junto a los freaks,como los llamas,mientras nosotros nos nombrábamos free-kids,,de veras maté mucho el tiempo,o eso keria creer,lo cierto es q este iba muy rápido y desistí. Hoy no me arrepiento,pero siento pena por los q no teníamos muchas opciones y por los q aun siguen mis pasos en ese parke,avenida,o Calle G.Al menos es un lugar gratis donde cualkiera te brinda un trago,o no te cobra por su música. Adrian Berazain lo dice aki: https://soundcloud.com/adrianberazain/03-la-calle-g

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s