Gaia teatro

casa Gaia
Foto: Beatriz Verde Limón

El último sábado de cada mes la Casa Gaia ofrece un teatro interactivo y genuinamente liberador, teatro espontáneo. Subiendo desde la Plaza Vieja, a solo media cuadra por la calle Teniente Rey, el portón se abre a las cinco en punto de la tarde. Hay una escalera larga, larguísima y empinada, que requiere cierto esfuerzo y concentración. Una vez arriba, vemos un salón amplio y los actores se están preparando y uno puede encontrarlos, ahí. Felices, diría yo. Pasamos al patio, la gente se acomoda en las sillas o se queda de pie o se sienta en el suelo. La Casa Gaia es algo así como la casa de todos. Les cuento que así mismo se respira. El grupo nos recibe con un “sí” que va recitando cada uno para luego presentarse: cada actor va contando cómo se siente en ese momento, a tiempo real –creo que con la vida bien abierta-. De esta manera, tamaño desenfado invita al público a compartir, voluntariamente, sus historias personales, de modo que la gente va acumulando confianza hasta que pide la palabra, toma el micrófono y cuenta esa historia que los actores, como en un chasquido de dedos, escenificarán luego a través de la danza, los movimientos del cuerpo, expresiones de la cara, parlamentos a tono con la historia que acaban de contar. Uno elige el actor que ha de representar la historia propia. A veces, más de un actor representa el personaje, como jugando con varios posibles derroteros para un mismo conflicto. Claro que también está el músico, con guitarra y percusión, animando el trabajo de los actores. Gaia, por espontáneo, no deja de ser completo. Por demás respira siempre optimista, y hay historias que te hacen reflexionar o te demuestran que andas por el camino equivocado, o, sencillamente, te hacen sonreír, divertirte, emocionarte, aclararte un par de ideas. Una vez terminada la función, te hayas atrevido o no a compartir tu historia, algo en ti reconoce (o al menos lo sospecha) que este ha sido un ejercicio liberador. Bajas las escaleras con cuidado y al salir a la calle la idea termina por seducirte: La próxima vez… ¡la próxima vez voy a contar mi historia!

casa gaia
Foto: Beatriz Verde Limón
teatro espontáneo
Foto: Beatriz Verde Limón
teatro espontáneo
Foto: Beatriz Verde Limón
teatro espontáneo
Foto: Beatriz Verde Limón
Anuncios

8 Replies to “Gaia teatro”

  1. No son sólo excelentes actores, son increíbles seres humanos, que cuidan de la audiencia, que la hacen volar…. los admiro y quiero con todo mi corazón!! Sueño con el día en que viajen todos a mi Argentina

  2. Gracias por el articulo desde hace mas de diez anos ocurre la maravilla :a las cinco de la tarde de cada ultimo sabado del mes, no importa si hay frio o calor, primero la sala esperaba por el publico, ahora la terraza se llena de espectadores que vienen porque confian… es parte del sentido de Gaia recibirnos a todos como en un utero en el cual nos sentimos confortablemente.
    ?

  3. Hace cuatro años que no voy a mi Cubita la Bella, y era una seguidora fiel del teatro espontáneo cada último sábado de cada mes. Recordar las risas y las lágrimas que me hacían expresar en cada una de sus actuaciones, es algo inolvidable. Me gustaría saber si aún lo siguen haciendo.
    Un saludo desde Valencia para todos los que hacen todo esto realidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s