Cronos vs Cuba

señora en la ventana

Foto: Jhonny Frattassi

El paso del tiempo en la isla es un accidente sui generis. El cubano no se permite el apuro, no reconoce al tiempo como algo valioso: total, hay más tiempo que vida. Supuestamente el tiempo no solo está a sus pies, sino que le rinde pleitesía, espera a que el cubano avance con su andar de animal parsimonioso y la más de las veces, milagrosamente, parece favorecerle porque al final casi todo le sale bien –o mejor decir que al cubano le gusta pensar así-. El cubano llega tarde a casi todas partes y es tan reconocido su actuar como de letargo, que algunos extranjeros se contagian y, después de cierto tiempo, se permiten llegar tarde ellos también. Muchas veces hasta te preguntan, ¿demoras quince minutos cubanos o quince minutos reales? En Cuba hay resortes de demora hasta para los procesos más simples -entiéndase ley de Murphy-, la cola más rápida será la de al lado, el custodio te pedirá documentos que se te quedaron en casa, no trajiste el papel correcto y te falta un cuño, una firma, deberás venir otro día y hacer la cola otra vez. Ciudadano, ¿me permite su carnet, por favor? Cerramos por fumigación. Qué pena. No es tanta burocracia, es esa broma pesada del tiempo. Pero habrá de llegar el día en que nos preguntemos cómo fue que todo pasó tan rápido, cuándo fue que empezaron a cambiar las cosas. Ese día justo en que no podremos echar atrás el reloj y nos daremos cuenta de que se acabó. Se acabó la broma. Ese día, saldrán vencedores los que aprovecharon todo y, como buenos cubanos, le jugaron cabeza al tiempo.

viejo vendiendo maní en el malecón

Foto: Beatriz Verde Limón

Anuncios

Acerca de dazranovak

Escritora cubana. Licenciada en Historia por la Universidad de La Habana. Tiene en su haber los premios: Pinos Nuevos 2007 (cuentos, Cuerpo Reservado, editorial Letras Cubanas 2008), David 2007 (cuentos, Cuerpo Público, ediciones Unión, 2009) y Uneac 2011 (novela, Making of, ediciones Unión, 2012).
Esta entrada fue publicada en Almacén de idiosincrasia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cronos vs Cuba

  1. “Pero habrá de llegar el día en que nos preguntemos cómo fue que todo pasó tan rápido, cuándo fue que empezaron a cambiar las cosas. Ese día justo en que no podremos echar atrás el reloj y nos daremos cuenta de que se acabó. Se acabó la broma. Ese día, saldrán vencedores los que aprovecharon todo y, como buenos cubanos, le jugaron cabeza al tiempo.” Me dan escalofrío tus predicciones, sobre todo por el tono de sobrecogedora certeza que vislumbro en ellos. Saludos,
    R

  2. César dijo:

    Otra joya. Gracias

  3. Irenia dijo:

    Ese día justo en que no podremos echar atrás el reloj y nos daremos cuenta de que se acabó. gracias

  4. frankhm82 dijo:

    Hoy vivo en un país donde realmente ¨Time is money¨ y puedes llegar a cualkier lugar un minuto antes y te atienden,no están cuadrando,o dejaron de dar el ultimo 15 minutos antes,trabajar en las noches se motiva con un ligero aumento,los feriados y fines de semana se pagan doble,pero lo cierto es q a veces extraño el tiempo cubano,extraño una cita para las 8.30 pm,cdo todos sabemos q nadie estará ahí antes de las 9pm,siempre y cdo yo no tuviese q esperar,jaja,nadie está apurado,tocamos la puerta del familiar o el vecinoa cualkier hora sin avisar,lo q sucede conviene,y hay q darle tiempo al tiempo.Sin embargo aproveché el tiempo de aprender q nada es eterno,y decidí no esperar a q el tiempo me matara a mi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s