Fuente de la India

Fuente de la India

Tomado de questier.com

Nuestra Cibeles trae en la mano un cuerno de la abundancia –cornucopia de frutas tropicales, acaso las más dulces- quizás por eso los cubanos somos abundantes de emociones y entregas, la más de las veces, hasta el exceso. Es una india nuestra Cibeles, la india Habana que mira al Paseo del Prado luego de ser ubicada frente al hotel Zaratoga tras el último de los desplazamientos que sufrió por varios puntos de la ciudad, como si no supieran a ciencia cierta el lugar que debía ocupar una india en nuestra Cuba. Es la nuestra una india con rasgos griegos, representando lo híbrido de la isla dentro del afán de aquella época por lo moderno. Gracias a Dios el mármol de Carrara no es fácil de ultrajar, por suerte no responde a la gracia de los artesanos clandestinos que fabrican palitos de tendedera, vasijas para uso doméstico. Por eso no ha sucumbido nuestra Cibeles a la piratería. Inmóvil, con su corona de plumas y su carcaj al hombro, presta a lanzar una flecha en alguna suerte de caza virtual o representativa, insospechada, como ha sido siempre el futuro de la isla. Desde su pedestal, que la ubica a tres metros de altura, entre delfines, la india asiste al paso de los almendrones, los autos modernos, la gente que trafica con artículos para el uso diario, la gente que deambula, incluidos los turistas y los que acosan a los turistas, los policías, los bicicleteros. Las calles alrededor de la fuente forman una encrucijada peligrosa, difícil de cruzar tanto para autos como para peatones. Sentarse en uno de sus bancos es asistir a una orquesta de frenazos, cláxones e improperios en buen cubano y el sol la cala a cualquier hora del día. Habana cubre su cuerpo con un paño generoso y nos mira sin mucho alarde, con esa bondad que exhalan los indios, casi con ternura, diría yo, quizás por eso también le llamen de la Noble Habana.

Anuncios

Acerca de dazranovak

Escritora cubana. Licenciada en Historia por la Universidad de La Habana. Tiene en su haber los premios: Pinos Nuevos 2007 (cuentos, Cuerpo Reservado, editorial Letras Cubanas 2008), David 2007 (cuentos, Cuerpo Público, ediciones Unión, 2009) y Uneac 2011 (novela, Making of, ediciones Unión, 2012).
Esta entrada fue publicada en El caminante y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fuente de la India

  1. Pingback: Habana por dentro: Fuente de la India | Cuba Material

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s