Terminal de trenes

terminal de trenes

Foto: Beatriz Verde Limón

terminal de trenes

Foto: Beatriz Verde Limón

Llegarse hasta la terminal de trenes es un recalo obligatorio para conocer la esencia de la Habana, esa gran estafa de la ciudad que es el avance invariable contra el tiempo. Talmente parece que no transcurrieran los años para la urbe de un país que vio su primer ferrocarril en el temprano siglo XIX, porque allí están las viejas locomotoras, exhibiéndose a la vera de la estación repleta de pasajeros con cajas, maletines y cansancio. Una vez más, cuestión de tiempo. Serán largas horas para tomar un tren que habrá de deslizarse entre corcoveos, machacando los rieles como en la lectura de un soneto repetido hasta el agotamiento, bajo riesgo de quedar varado durante horas en algún cruce de pueblo de campo. ¡Qué son los trenes cubanos sino himnos a la humana resistencia! La Habana siempre haciendo que todo parezca irrealizable y, a la misma vez, todo encuentre acomodo y solución. Como un niño de pueblo chico que espera en el andén a que descienda otro niño y, en esa pausa breve, jugar a los escondidos mientras no llegue el pitazo de la locomotora. Así es la Habana, una estación donde uno juega con los amigos hasta que el tren se pone en marcha otra vez, y toca despedirse. En la terminal de trenes se respira el tedio del viajante, el cansancio de la vendedora cuando te asegura, con un retorcido placer implícito, que debes esperar largas horas, porque el tuyo es un tren que sale de madrugada, es más, puede que no salga nunca. Y uno se pregunta si no habrá alguno para Macondo, porque la frecuencia y puntualidad de los mismos está sujeta a ese antojo del clima que, muy a tono con la dinámica de la isla, no logramos avizorar a qué sino responde.

Anuncios

Acerca de dazranovak

Escritora cubana. Licenciada en Historia por la Universidad de La Habana. Tiene en su haber los premios: Pinos Nuevos 2007 (cuentos, Cuerpo Reservado, editorial Letras Cubanas 2008), David 2007 (cuentos, Cuerpo Público, ediciones Unión, 2009) y Uneac 2011 (novela, Making of, ediciones Unión, 2012).
Esta entrada fue publicada en El caminante y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Terminal de trenes

  1. Acostumbro cada dia buscar posts para pasar un buen momento leyendo y de esta forma he localizado vuestra web. La verdad me ha gustado el articulo y pienso volver para seguir pasando buenos momentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s